En el estado mexicano de Chihuahua, en la Sierra Tarahumara, habitan los rarámuris, un pueblo muy apegado a sus tradiciones. La gastronomía rarámuri se nutre de los productos autóctonos de esta región montañosa para crear algunos de los platos más originales y coloridos de la cocina mexicana.