Empuñar un sable de luz y entrar en combate no es algo de otra galaxia. Una nueva disciplina deportiva inspirada en la exitosa saga Star Wars enseña a niños y adultos a luchar como auténticos Jedis.