La educación de los hijos es una de las tareas más trascendentales a las que se enfrentan los padres. Buscan lo mejor para ellos y navegan entre diferentes filosofías, teorías y escuelas para que sean niños sanos, felices y competentes. Pero, ¿qué modelo es el mejor? ¿Es mejor uno más estricto, con mayor disciplina? ¿Uno basado en la libertad absoluta del infante?