La actriz Judi Dench padece degeneración macular, una enfermedad de la vista que hace muy difícil realizar actividades cotidianas como leer o ver la televisión y que, incluso, puede impedir reconocer las caras de las personas. Esta patología es cada vez más habitual debido, entre otros factores, al envejecimiento de la población.