Los museos acercan obras de arte, valoradas en millones de dólares, a todos los públicos. Pero, en algunos casos, los museos que las custodiaban y exponían las pusieron, sin querer, al alcance de los amigos de lo ajeno…