Entre las inagotables sorpresas que la Antártida depara, el paso por Isla Rey Jorge permite conocer al visitante al hombre que más sabe del Polo Sur: el chileno Alejo Contreras, de profesión nivólogo (estudioso de la nieve).