Así es como cocinan los “millennial”, con su teléfono inteligente: casi un 60 % de los jóvenes preparan la comida usándolo para encontrar las recetas y seguir los pasos.