La noche se viste de fiesta, pero también se peina. Recogidos y melenas sueltas, peinados para deslumbrar.