La actriz británica Emma Watson, célebre por interpretar a Hermione Granger en la exitosa saga Harry Potter y la nueva Bella de Disney, ha cambiado la varita mágica por la bandera del feminismo, y es una destacada activista de la luchar por la igualdad de género como Embajadora de Buena Voluntad de ONU Mujeres.