La presencia de la mujer en el fútbol es un hecho incontestable, tanto por el número de practicantes como por la participación de muchas de ellas en la organización de este deporte. La mejor muestra es la senegalesa Fatma Samoura, secretaria general de la FIFA, y una de las personas que más han trabajado en la puesta en escena del Mundial de Rusia.