Francis Ford Coppola, el dios de esa religión cinematográfica llamada "The Godfather", cumple 80 años. El patriarca del imperio Coppola superó la polio siendo un niño, dirigió uno de los mejores filmes de la historia y superó la muerte de un hijo. Ahora, ocho años después de su última película, se centra en su faceta como empresario vinícola y hostelero.