En situaciones de crisis sanitaria y de demanda como la del coronavirus, es crucial decidir y dar nuestros pasos con “inteligencia financiera” en lugar de hacerlo precipitada o emocionalmente. Claves para afrontar las decisiones económicas familiares y personales de la forma más segura y racional.