En la República Islámica de Irán las mujeres tienen una vida complicada. Desde la vestimenta hasta la posición en la sociedad y en el propio hogar, todo se les hace más difícil. Un país de 80 millones de habitantes que forma parte del triángulo de oro de la cultura, junto a Egipto y Grecia, y en el que "no se pueden hacer muchas cosas y se hacen todas" y en el que "No existen muchas cosas, pero existen todas...".