Una narración de una ciudad delirante y compleja, justo en la época en que se restablecieron las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, es el período en que vivió el escritor Rubén Gallo y que relata en su obra "Teoría y práctica de La Habana" una radiografía de aquellos días en que la euforia e ilusión fueron dando paso a la realidad habanera.