Una nueva herramienta denominada Savana combina la inteligencia computacional con la recopilación de “big data”, brindando a los profesionales de la medicina la información que necesitan en cada momento. El objetivo de sus creadores es ponerla a disposición de aquellos facultativos que prestan servicio en lugares desfavorecidos y aislados, con difícil acceso al conocimiento médico.