El artista danés Thomas Dambo ha instalado varias esculturas de madera reciclada de gran tamaño en los espacios verdes de seis suburbios de Copenhague, para estimular la curiosidad y que, al encontrarlas, se experimente el impacto que ofrecen los lugares hermosos donde se encuentran.