Elegido mejor jugador de la Premier League de Inglaterra y líder del Liverpool F.C. que disputará la final de la Liga de Campeones ante el Real Madrid, el egipcio Mohamed Salah se ha convertido en la nueva estrella del fútbol mundial.