Aventurero de profesión, pero naturalista y divulgador. Ignacio Dean ya había dado la vuelta al mundo caminando, pero consideraba que tenía una deuda pendiente con los océanos y con esta idea se ha convertido en la primera persona en la historia en dar la vuelta al mundo a pié y además unir nadando los cinco continentes. Una historia que refleja en el libro “La llamada del océano” y que detalla en una entrevista.