Los inventos de este científico de origen serbio, que probablemente captó la primera imagen de rayos X descubiertos hace casi 125 años, transformaron el mundo. Sus visiones siguen inspirando a nuevas generaciones de inventores aunque, paradójicamente, nunca alcanzó la fama de Edison o Marconi. Ahora un libro pone en justo valor la vida y obra de Nikola Tesla.