La iluminación de las plantas nanobiónicas podría reemplazar a algunas luces eléctricas. Los ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han dado un paso clave al crear berros jóvenes que brillan en la oscuridad.