Una relación peculiar con la muerte, el canibalismo o el uso de platos labiales son signos distintivos de determinados pueblos muy poco conocidos por el gran público. Algunos de ellos, como los Korubo, en Brasil, permanecen aislados por decisión propia.