La septicemia o sepsis es una infección grave y generalizada en el organismo ante una contaminación en el interior del cuerpo, que ocasiona un elevado número de muertes cada año, a pesar de los avances médicos.