Se cumplen 500 años de la muerte en Roma del gran pintor renacentista Rafael Sanzio, el 6 de abril de 1520, el mismo día que cumplía 37 años y en pleno auge de una carrera, dejando numerosas obras sin terminar que concluyeron el nutrido taller de medio centenar de discípulos que llegó a tener.