Todo lo que un usuario ‘es’ en Internet, es decir lo que hace, publica y busca ‘en línea’, está directamente relacionado con el tipo de ciberdelito que puede sufrir, según los expertos en inteligencia, que ofrecen claves para mantenernos a salvo de quienes nos atacan basándose en nuestra personalidad digital.