El regreso del francés Zinedine Zidane al banquillo del Real Madrid pone de nuevo en el foco mediático a su esposa Veronique, criada en Francia, hija de españoles y asentada junto a sus cuatro hijos en Madrid.