EFEBuenos Aires

El Gobierno de Argentina presentó hoy en Buenos Aires las metas de entendimiento con los pueblos originarios que comprenden a 1.600 comunidades con el objetivo de alcanzar acuerdos y mayor integración para el 2020, luego de un año de conflictos entre fuerzas de seguridad y manifestantes indígenas.

El secretario de Derechos Humanos argentino, Claudio Avruj, dijo este viernes a Efe que "hoy hay muchas diferencias con los pueblos originarios pero en 2020 habrán mas acuerdos que conflictos".

La presentación de este plan de entendimiento se da luego de un año en el que los enfrentamientos con el pueblo mapuche (etnia originaria) ganaran notoriedad pública con las muertes de Rafael Nahuel y Santiago Maldonado, ambas ocurridas después de operativos de desalojo a cargo de la Gendarmería, la policía fronteriza.

Según Avruj, el objetivo fijado por el gobierno de Mauricio Macri para el 2020 es alcanzar mayores instancias de diálogo que garanticen una mejor integración y "acceso al hábitat, educación, trabajo, salud e identidad".

Justamente, los últimos conflictos suscitados entre el Gobierno y los pueblos originarios encontraron su motivo en disputas de hábitat e identidad.

Las comunidades indígenas reclaman como propios y no como propiedad del Estado territorios que consideran como "tierras ancestrales", donde habitaban sus antepasados.

El mayor enfrentamiento se produjo con la comunidad identificada como Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) cuyo líder, Facundo Jones Huala, manifestó no reconocer al Estado argentino como tal.

Avruj sostuvo que "el buen diálogo" que el Ejecutivo quiere mantener parte desde "la tolerancia y el reconocimiento del Estado argentino" y la RAM es, a su juicio, un "grupo marginal" que no incluye dentro de las 1.600 comunidades que existen en el país austral.

En este sentido, Avruj espera que el Congreso apruebe este año la prórroga de la ley de tierras que habilita a las comunidades a ocupar los terrenos que ellos consideran propios.

Además, el secretario impulsó en este plan la iniciativa de un nuevo censo de población de comunidades originarias, ya que el último data de 2010.