EFEAsunción

El número de fallecidos en Paraguay a causa del dengueen lo que va de año asciende a cuatro personas, anunciaron hoy las autoridades sanitarias del país sudamericano, cuyo presidente, Mario Abdo Benítez, fue diagnosticado con la enfermedad el pasado miércoles.

Un menor de la ciudad de San Estanislao (norte) y un varón de 38 años de Fernando de la Mora (Gran Asunción) son las dos últimas víctimas del dengue, informó en una rueda de prensa Guillermo Sequera, director general de Vigilancia de la Salud.

Sequera añadió que hay en estudio otras 23 defunciones para determinar si se produjeron a causa del dengue.

Hasta la fecha se habían registrado dos fallecidos en lo que va de año, ambos adultos mayores de la ciudad de Mariano Roque Alonso, también en el Gran Asunción.

Al respecto, Sequera indicó que la mayoría de los casos de dengue en el país provienen del área metropolitana de Asunción y del departamento Central.

Según el alto funcionario hay 2.200 casos confirmados de dengue, mientras que el último promedio semanal de notificaciones de casos probables oscila en torno a los 8.400, cifra que - dijo - irá en aumento.

En la misma rueda de prensa, la directora del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa), María Teresa Barán, indicó que ese ente ha desactivado en lo que va de año unos 36.000 criaderos del mosquito vector en el departamento Central y unos 21.500 en Asunción.

Ello mediante las campañas de limpieza y fumigación que el Senepa realiza en las áreas y barrios sospechosos de contar con criaderos del Aedes aegypti, el mosquito transmisor.

Barán señaló que de 100 viviendas visitadas en Central 90 tenían criaderos, un promedio similar al de Asunción.

El serotipo de dengue que domina la actual epidemia que sufre Paraguay es el D4, el mismo que afecta a Abdo Benítez, de 48 años, que hoy cumple su tercer día de reposo médico.

El mandatario, del conservador Partido Colorado, interrumpió su agenda de actividades en el departamento de Alto Paraná debido a dolor de cabeza y malestar.

De momento mantiene una agenda restringida en la residencia presidencial, de reuniones con ministros y colaboradores, y se está a la espera de que la próxima semana se incorpore de lleno a su labor al frente del Ejecutivo.

Paraguay registró en 2019 más de 10.000 casos confirmados de dengue, de los cuales 9 fueron fatales.

La peor epidemia fue la de 2013, con 150.000 casos y 252 muertos en un país de casi siete millones de habitantes.