EFELa Paz

El ministro de Salud de Bolivia, Jeyson Auza, descartó este jueves cerrar las fronteras del país por ahora para prevenir el ingreso de ómicron, la nueva variante de la covid-19 que ya tiene casos reportados en Brasil.

Auza manifestó en una conferencia de prensa que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó que esta nueva variante de la covid-19 catalogada como "preocupante" requiere mayor investigación para conocer sus características.

"En este momento no se aconseja el cierre de fronteras hasta que se determine las características de esta variante", señaló Auza.

Agregó que Bolivia esperará los resultados de los estudios científicos sobre esta variante para tomar "decisiones responsables y sólidas".

En tanto la viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renée Castro, reiteró a la población que es necesario reforzar las medidas de bioseguridad como el uso de la mascarilla y acatar el distanciamiento social.

Por su parte, la representante de la OPS/OMS en Bolivia, Alma Morales, señaló que hasta el momento no se conoce con exactitud si la variante ómicron es más transmisible que las pasadas variantes o si aumenta la letalidad.

"Lamentablemente los países han cerrado las fronteras, lo cual no lo recomienda la OMS/OPS ni está establecido en el reglamento sanitario internacional", explicó Morales.

La representante prosiguió expresando que cerrar las fronteras sería una especie de "castigo" para los países que están realizando la "vigilancia genómica" y que informan de "manera responsable".

"Lo que cada país debe hacer es fortalecer su vigilancia genómica, fortalecer sus medidas de bioseguridad, incrementar sus coberturas de vacunación", subrayó Morales.

Agregó que por ahora se sabe de la variante ómicron que se ha "incrementado la demanda hospitalaria" y que los jóvenes son los que se están enfermando, pero que esto puede ser debido al incremento de los casos en todo el mundo de un 8 % a 10 %.

Finalmente destacó que Bolivia cuente con "un plan de respuesta muy acertado y que siempre ha sido técnicamente muy alineado a las recomendaciones de la OMS".

Se tiene reportes de que la variante ómicron ya se encuentra circulando en Australia, Brasil, Bélgica, Canadá, China, España, Italia, Estados Unidos, Israel, Sudáfrica, entre otros.

Esta semana se reportaron los primeros casos identificados en Brasil con esta nueva variante, los primeros en Latinoamérica.

Países como Brasil, Chile, Ecuador y Paraguay prohibieron el ingreso de personas que estuvieron en diferentes países de África.

Actualmente Bolivia continúa su plan de vacunación que ya alcanzó a 4.109.745 personas con la primera dosis, 3.187.345 con la segunda, 369.690 con la tercera, mientras que 983.282 cuentan con la vacuna Janssen que es unidosis.

La población vacunable en el país supera los siete millones de personas, de acuerdo a información del Ministerio de Salud.

Bolivia acumula 539.762 contagios de covid-19 y 19.196 fallecidos, desde que se registraron los primeros casos en marzo del año pasado.