EFELa Paz

Bolivia reportó este jueves 1.029 nuevos casos y 30 decesos de la covid-19, mientras que las autoridades de sanidad analizan la posibilidad del primer caso de hongo negro en el país a consecuencia de la enfermedad confirmado por un ente médico.

La mayor cantidad de casos se ha presentado en los departamentos del llamado Eje Central del país, con 298 en Santa Cruz, 239 en La Paz y 218 en Cochabamba, mientras que en las demás seis regiones del país han oscilado entre 4 y 89.

La cantidad de contagios ha vuelto a superar los mil diarios luego de varias jornadas en las que se ha mantenido por debajo de ese rango.

Bolivia todavía se mantiene en una gradual desescalada de la tercera ola que comenzó a principios de mayo con días en que los contagios superaron los 3.000 en su punto más crítico.

La vacunación que se desarrolla en el país desde fines de enero ha logrado que se apliquen 2.863.296 de primeras dosis y 1.563.658 de la segunda entre los 7,2 millones de personas que conforman la población vacunable del país mayores de 18 años.

Bolivia está todavía a la espera de las consultas a expertos y entidades internacionales sobre la posibilidad de aplicar una combinación de vacunas tras la falta de segundas dosis de Sputnik V que se acabaron hace seis días.

Este miércoles, el Colegio Médico de la región central de Cochabamba confirmó el primer caso de hongo negro en Bolivia en una persona que padeció covid-19 y que luego presentó problemas dentales.

Se trata de un hombre que llegó de la altiplánica Oruro hasta Cochabamba luego de recuperarse de la covid-19 que sufrió en abril.

Los médicos explicaron que el hombre estuvo en terapia intensiva aproximadamente 10 días y logró recuperarse de la covid-19 aunque se cree que el tratamiento que recibió afectó su sistema inmune y lo hizo sensible a contraer el mal.

Pese a la confirmación del ente médico, el Ministerio de Salud del país se ha mostrado cauto y ha evitado referirse al caso en tanto no tenga los informes completos sobre el estado del paciente.

Desde comienzos de la pandemia en marzo del año pasado se han cuantificado 17.784 decesos y 471.958 casos confirmados de los que 48.321 se mantienen activos.