EFELa Paz

Bolivia sumó este martes un nuevo récord de fallecidos en un solo día por la COVID-19 en el país, con 92 decesos a causa de esta enfermedad.

El anterior récord diario era del pasado domingo con 89 muertes por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 registradas durante esa jornada, de acuerdo a los datos del Ministerio de Salud del país.

Este nuevo récord eleva a 3.320 los fallecidos en Bolivia por la COVID-19, con 83.361 casos de la enfermedad contabilizados oficialmente en el país, de unos once millones y medio de habitantes.

Estas cifras sitúan a Bolivia entre uno de los países del mundo más afectados por la pandemia comparado con su población, según estudios como los que elabora la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

El último reporte del Ministerio de Salud incluye 25.390 enfermos que superaron la enfermedad, además de 15.583 casos considerados sospechosos en espera de que sean descartados o confirmados.

El Gobierno interino del país estima que el pico de la pandemia no llegará a Bolivia hasta finales de agosto o comienzos de septiembre, e incluso hasta inicios de octubre si empeoran los contagios.

Bolivia declaró estado de emergencia sanitaria en marzo pasado, cuando aparecieron los primeros casos, importados de Europa, con una cuarentena que desde entonces se ha ido ampliando por fases en función de un mapa de riesgo de la enfermedad por regiones y municipios.

El sistema sanitario del país presenta casos de colapso en centros de salud, con enfermos que peregrinan por hospitales y clínicas en busca de atención, incluso con fallecidos en la calle o en sus casas con la enfermedad.

Además de cementerios que se saturan por el aumento imprevisto de fallecidos, lo que obliga a habilitar de urgencia fosas en los camposantos o buscar nuevos espacios para entierros, así como ampliar el funcionamiento de hornos crematorios.