EFEBrasilia

Brasil reforzó este martes el uso de mascarilla y el distanciamiento social en aeropuertos y vuelos para evitar contagios de la viruela del mono, enfermedad de la que, por el momento, no se han registrado casos en el país.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), máxima autoridad sanitaria del país, señaló en una nota que se mantiene "en alerta" y que propondrá nuevas medidas sanitarias, si es necesario y como complemento a las ya vigentes por la pandemia de covid-19.

"Anvisa reforzó la adopción de las medidas ya en vigor en aeropuertos y aeronaves destinadas a proteger el individuo y la colectividad no solo contra la covid-19, sino también contra otras enfermedades", subrayó la información de este martes.

Esas medidas no farmacológicas incluyen el "distanciamiento físico siempre que sea posible, el uso de mascarillas y la higiene frecuente de las manos".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) elevó hoy los casos del viruela del mono confirmados en las últimas semanas en países no endémicos hasta los 131, que se suman a otros 106 sospechosos. Hay casos en cerca de una veintena de países, la mayoría europeos, en Argentina hay un caso sospechoso.

En este contexto, el Ministerio de Salud de Brasil instaló una "sala de situación" para monitorear el cuadro epidemiológico nacional e internacional, aunque afirma que, hasta el momento, no hay sospechas de infectados en territorio brasileño.

La viruela del mono es endémica desde hace al menos 40 años en países de África occidental y central.

Con anterioridad se habían registrado casos en otras regiones, vinculados hasta entonces siempre a personas que habían viajado al continente africano, pero esta es la primera vez que se observa un brote tan extendido.