EFESao Paulo

Brasil, uno de los países más azotados por la pandemia de la covid-19, registró 243 nuevas muertes y 8.668 nuevas infecciones por el coronavirus en las últimas 24 horas, según informó este domingo el Ministerio de Salud.

Así, desde el inicio de la pandemia en el país, hace exactamente 19 meses, el total acumulado de fallecidos ya asciende a 594.443, en tanto que los casos confirmados suman 21.351.972, de acuerdo con el informe diario difundido por la cartera.

Las cifras suponen un significativo descenso respecto a los números reportados este sábado, cuando se registraron 537 decesos relacionados a la covid-19 y 15.688 contagios.

Sin embargo, las estadísticas de los fines de semana suelen bajar debido a la falta de personal para recopilar os datos, por lo que solo terminan de consolidarse los martes.

La media diaria de muertes en los últimos 7 días se situó hoy en 527, mientras que el promedio de casos diarios fue de 16.027, ambos valores por encima de lo registrado hace dos semanas debido a una actualización de datos de varios estados, que estaban represados.

Según el boletín del Ministerio de Salud, Brasil tiene 20,34 millones de personas que se contagiaron con el SARS-CoV-2 y que ya han sido dadas de alta, mientras que el número de pacientes con diagnóstico confirmado de la covid-19 que permanecen bajo acompañamiento médico se ubicó este domingo en 417.156.

Pese a las cifras, que confirman a Brasil como uno de los países más afectados por la pandemia en el mundo, junto a EE.UU. e India, el número de casos y muertes viene cayendo de forma sistemática desde el pasado junio, tras el país vivir entre marzo y abril una mortífera segunda ola, cuando la media de muertes llegó al récord de 3.124 por día.

La ralentización de la emergencia sanitaria coincide con la continuidad de la campaña de vacunación contra el coronavirus, iniciada a mediados de enero, en el país, que tiene unos 213 millones de habitantes.

Según los datos divulgados este domingo, casi un 68 % de la población ya recibió al menos una dosis del antídoto, lo que equivale a unas 144,7 millones de personas, mientras que el 41 % (o 87 millones de brasileños) ya han completado la pauta.