EFERío de Janeiro

Brasil, uno de los países más castigados por la pandemia de la covid-19 en el mundo, registró en las últimas 24 horas 876 nuevas muertes por la enfermedad y 36.473 nuevos contagios, con lo que el total de víctimas ya supera las 592.000 y el de casos roza los 21,3 millones.

Según el boletín divulgado este miércoles por el Consejo Nacional de Secretarías de Salud (Conass), Brasil acumula 592.316 muertos y 21.283.567 casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia, en febrero del año pasado.

Los números confirman a Brasil como el segundo país en el mundo en número de víctimas por covid, superado tan sólo por Estados Unidos, y como el tercero en infecciones, tras EE.UU. e India.

Pese a que las cifras vienen bajando desde hace varias semanas, los números de este miércoles volvieron a ubicarse nuevamente por encima de los promedios de los últimos días debido a ajustes realizados por algunos estados, que actualizaron muertes y contagios de varias semanas atrás que estaban represados.

Este miércoles fue el sureño estado de Santa Catarina el que actualizó sus cifras con casos de hace varias semanas sin registrar, y terminó impactando los números de todo el país.

El promedio de muertes en la última semana se ubicó este miércoles en 531 diarias, por encima de la media de 454 óbitos por día registrada el 10 de septiembre pasado, cuando cayó a su menor nivel en diez meses (desde el 13 de noviembre de 2020).

La actual media de víctimas, sin embargo, es una de las menores en varios meses y equivale a casi la sexta parte de la medida el 12 de abril (3.124 óbitos por día), cuando Brasil estaba en el pico de la segunda ola de la pandemia.

Por su parte, el promedio de contagios se ubicó este miércoles en 35.565 diarios, más de dos veces el registrado hace menos de una semana (15.053 casos por día el 17 de septiembre) pero lejos del medido el 23 de junio (77.328 infecciones diarias).

La media de contagios saltó significativamente por las actualizaciones de casos hechas en los últimos días por estados como Río de Janeiro -que incluyó unas 93.000 infecciones en un día-, pero se espera que en una semana vuelvan a los bajos niveles que venían registrando.

La desaceleración que venía registrando la pandemia hasta la semana pasada en el gigante sudamericano fue atribuida a los avances en la campaña de vacunación.

Según las cifras del Ministerio de Salud, hasta este miércoles 142,6 millones de brasileños habían recibido la primera dosis de alguna de las vacunas contra la covid y otros 82,3 millones habían completado el ciclo de inmunización.

Es decir que, en este país de 213 millones de habitantes, cerca del 67 % de la población ya cuenta con la primera dosis de la vacuna y casi un 38,6 % recibió las dos dosis o la vacuna de dosis única.