EFERecife (Brasil)

Brasil, que continúa como uno de los epicentros mundiales de la pandemia por el coronavirus, superó este miércoles los 4,6 millones de casos confirmados y se acercó de las 139.000 muertes relacionadas con la COVID-19, según divulgó el Gobierno.

En su último boletín epidemiológico diario, el Ministerio de Salud informó que en las últimas 24 horas se registraron en el país 33.281 nuevos casos confirmados y 869 muertes.

Con el consolidado desde el primer contagio, el 26 de febrero, y de la primera muerte, el 12 de marzo, ambos en Sao Paulo, el país suma ahora 4.624.885 casos confirmados y totaliza 138.977 óbitos.

Brasil es uno de los países más afectados en el mundo por la pandemia junto a Estados Unidos e India y aparece como el segundo en número de muertes y el tercero en contagios.

Hasta este miércoles registraba una tasa de mortalidad de 66,1 decesos y una incidencia de 2.200,8 personas infectadas por cada 100.000 habitantes.

Según los datos oficiales, en la nación de poco más de 210 millones de habitantes se han recuperado 3.992.886 pacientes del SARS-CoV-2, lo que supone el 86,3 % del total de infectados.

Otros 423.022 pacientes se encuentran en acompañamiento médico en hospitales o en sus residencias después de haber dado positivo en las pruebas clínicas.

El estado de Sao Paulo (951.973 casos confirmados y 34.492 fallecimientos), en la región sureste, sigue a la vanguardia como el más afectado por el patógeno.

Justo este miércoles, la Gobernación de Sao Paulo vetó la posible presencia de público en el partido en que las selecciones de Brasil y Bolivia se medirán el 9 de octubre próximo en la mayor ciudad del país por la primera jornada de las Eliminatorias Sudamericanas del Mundial de Catar 2022.

Mientras se retoman gradualmente algunas actividades económicas, comerciales y de servicios en todo el país, Brasil avanza en las pruebas clínicas y los acuerdos de comercialización de diferentes vacunas desarrolladas en el mundo.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), regulador brasileño, autorizó este miércoles el aumento de 9.000 para 13.060 del número de voluntarios de la vacuna china Sinovac, que además de Sao Paulo, donde se prepara su producción, será probada en los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul (centro-oeste).

El órgano regulador también dio el aval para que el número de voluntarios de las pruebas clínicas de la vacuna europea de la multinacional estadounidense Jonhson & Johnson sea aumentado para 4.000.

Las pruebas de esa vacuna europea, que actualmente se realizan en siete estados, se extenderán a cuatro más: Mato Grosso y Mato Grosso do Sul -fronterizos con Bolivia y Paraguay-, Distrito Federal de Brasilia (centro) y Santa Catarina (sur), que limita con Argentina.