EFEGuatemala

Miles de campesinos bloquean este martes varias carreteras importantes de Guatemala en rechazo al acuerdo migratorio firmado con Estados Unidos y también piden la anulación de las elecciones generales del pasado 16 de junio porque por considerar que fueron "fraudulentas"

Uno de los bloqueos, en la ruta de El Zarco, en el departamento sureño de Retalhuleu, está encabezado por la excandidata a la presidencia de Guatemala Thelma Cabrera, del partido Movimiento por la Liberación de los Pueblos (MLP), formado a finales de 2018, y una de las fundadoras del Comité de Desarrollo Campesino (Codeca).

"Respaldo la valentía del pueblo para seguir denunciando el fraude electoral en Guatemala", dijo a periodistas Cabrera, quien no aceptó los resultados de los comicios generales del 16 de junio.

La dirigente campesina, una activista maya mam que quedó cuarta en la lucha por la Presidencia, demandó la anulación de las elecciones generales e insistió en que hubo un "fraude" para "imponernos candidatos".

"Rechazamos a los dos candidatos", manifestó en referencia a la socialdemócrata Sandra Torres, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), y el centroderechista Alejandro Giammattei, de VAMOS, quienes el próximo domingo se disputan la Presidencia de Guatemala en un balotaje.

Cabrera dijo que el denominado "paro nacional" también es para rechazar el acuerdo migratorio firmado entre los Gobiernos de Guatemala y Estados Unidos y que supuestamente permitirá dar asilo a los migrantes salvadoreños y hondureños que buscan llegar al país del norte.

"Defendemos la soberanía de Guatemala porque el Gobierno está entregando a nuestro país a los Estados Unidos. Como pueblo lo rechazamos", expresó la dirigente campesinas y excandidata presidencial.

Por su parte, Gilder Guzmán, excandidato a diputado por el MLP y coordinador del área urbana del Comité de Desarrollo Campesino, que convocó al denominado "paro nacional" sin respaldo del comercio ni del poder económico, insistió en declaraciones a Efe que desconocen "las elecciones porque han sido fraudulentas para imponernos candidatos".

"Hay un descontento social. Nosotros como pueblo estamos totalmente en contra de todo el sistema corrupto y el sector privado que es el que ha bloqueado la economía. Se quejan por unas horas de bloqueo y porque Guatemala pierde millones, pero también ha perdido miles de vidas por esa cooptación de las instituciones que ha hecho el poder económico", sostuvo.

Instalado en lo que definió como "campamento de resistencia", en la calle 18 y sexta avenida, una de las principales de la capital y en el que había una decena de personas, Guzmán explicó que son al menos 22 los bloqueos de carreteras en los 22 departamentos que tiene Guatemala, los cuales serán levantados en las próximas horas.

Tras descartar una marcha en la capital, el dirigente campesino manifestó que la cúpula empresarial aglutinada en el Comité de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), que recibió un amparo de la Corte de Constitucional (CC) en contra de los bloqueos, ha "prostituido la política" en Guatemala.

Y en este sentido aseguró que no les preocupa la resolución del máximo tribunal de justicia porque "estamos exigiendo nuestros derechos" y dijo que este movimiento respalda las medidas adoptadas por los estudiantes que mantienen ocupadas varias instalaciones universitarias para rechazar, entre otros, el acuerdo migratorio con Estados Unidos.

"Le exigimos a la CC que revoque el convenio que firmaron los corruptos que están en el poder porque no trae ningún beneficio a Guatemala que es un país en el que vivimos precariamente en todo sentido", pronunció.

Guzmán consideró que el presidente Jimmy Morales y sus ministros del Exterior y del Interior, Sandra Jovel y Enrique Degenhart, respectivamente, "le han servido de tapete al racista presidente de Estados Unidos (Donald Trump) porque los tiene amenazados".

En un pronunciamiento, la organización expresó su "profunda preocupación" porque "es evidente que vivimos en un país sin Estado y sin derechos" y donde la corrupción se institucionaliza cada día y se vulneran todos los derechos de los guatemaltecos, principalmente el de los pueblos indígenas.

"Seguimos denunciando el fraude electoral 2019 promovido y planificado por sectores del poder económico a través del Tribunal Supremo Electoral para que los mismos criminales que han asesinado al pueblo y9 saqueado los bienes y recursos sigan gobernando", denunció.

También condenó la represión en contra de los defensores y activistas indígenas y campesinos, que cada vez "es más violenta" por la "estigmatización que hace el Gobierno en confabulación con el crimen organizado".

El paro fue convocado a cinco días que se celebre en Guatemala el balotaje entre Torres y Giammattei, que quedaron en primer y segundo lugar, respectivamente, de las elecciones generales del pasado 16 de junio, y el ganador sucederá a Jimmy Morales el 14 de enero.