EFESantiago de Chile

Chile, que lleva varias semanas al borde del colapso sanitario por la pandemia, registró este miércoles, y por primera vez desde mayo, menos de 40.000 casos activos de covid-19 y sumó 4.347 infectados nuevos.

"La variación de nuevos casos confirmados a nivel nacional es -10 % con respecto al promedio de los últimos siete días", informaron desde el Ministerio de Salud.

Con los 4.347 infectados nuevos, una cifra menor a la de los días anteriores, y los 57 decesos nuevos, el balance total de la crisis sanitaria asciende a más de 1,49 millones de casos y 39.176 muertes.

La tasa de positividad a escala nacional --número de casos positivos por cada 100 pruebas PCR realizadas-- fue del 9,9 %, y del 11 % en la capital.

Desde hace un mes, el país vive un repunte de contagios y no logra dejar atrás una segunda ola de la pandemia que comenzó en marzo, pese a que lleva a cabo uno de los procesos de vacunación más exitosos del mundo.

La tasa de ocupación hospitalaria en las unidades de cuidados intensivos (UCI) se mantiene por encima del 95 %, tras contabilizarse 3.301 pacientes en estado grave (una de las cifras más altas desde que llegó el virus), lo que implica que solo quedan 183 camas críticas libres en todo el país.

En paralelo, se ha logrado inocular con dos dosis a más de 9 de los 19 millones de habitantes que tiene el país, lo que equivale al 60 % de su población, y más del 76 % ha recibido una primera inyección.

Estas cifras sitúan a Chile como el segundo país con más porcentaje de población completamente inoculada del mundo, según datos de la Universidad de Oxford.

Para evitar la propagación del virus, las autoridades han puesto en cuarentena a todo Santiago desde el pasado sábado así como a decenas de barrios a lo largo de todo el país.

Se trata de un confinamiento más laxo que los anteriores, puesto que quienes tengan el carné de vacunados --una medida implementada recientemente-- podrán salir a caminar y hacer compras esenciales sin restricciones: el resto solo puede salir dos veces por semana.

Chile mantiene las fronteras blindadas hasta el próximo 30 de junio. El toque de queda se mantiene de las 22.00 a las 5.00 horas (hora local), así como el estado de excepción por catástrofe desde hace más de un año. EFE

pnm/rfg/fp