EFESantiago de Chile

Chile registró este viernes una tasa de positividad nacional, el número de casos positivos de covid-19 por cada 100 pruebas PCR realizadas, de 5,65 %, el índice más bajo desde diciembre de 2020, al tiempo que sumó 4.086 nuevos infectados.

El país, que llevaba desde marzo sumido en una grave ola de contagios que puso contra las cuerdas al sistema sanitario y obligó a confinar a más del 90 % de la población en abril, registró en la última semana una disminución de contagios de más del 20 %.

Ante la leve mejoría de situación epidemiológica, las autoridades anunciaron el levantamiento de la cuarentena en decenas de municipios del país, incluida la mayor parte de la región capitalina, y ahora esta restricción afecta a menos del 10 % de la población.

Con los 4.086 nuevos casos y 221 fallecidos de las últimas 24 horas, el balance total de la pandemia asciende a 1,56 millones de contagios y 32.809 decesos.

Los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos se mantuvieron por tercer día consecutivo por debajo de 3.000, se contabilizaron 2.902, y el número de camas disponibles en unidades de cuidados intensivos fue de 286 en todo el país.

Sobre la vacunación, Chile ha desplegado uno de los procesos más exitosos del mundo, que a día de hoy alcanza a más del 80 % de la población objetivo con una dosis y a un 71 % con dos dosis.

De los 26 millones de dosis que ha recibido Chile desde el inicio de la pandemia, más de 18,5 millones son de Coronavac, aunque también han llegado en menor medidas de Pfizer (5,9 millones), de AstraZeneca (cerca de 900.000) y de Cansino (575.000).

El levantamiento de las cuarentenas se produce en paralelo a la llegada de la variante delta al país, la más contagiosa, de la que ya se confirmaron dos casos en la última semana.

En tanto, el país mantiene las fronteras cerradas, el toque de queda de las 22.00 a las 05.00 horas y el estado de excepción por catástrofe hasta el próximo octubre.