EFEManagua

Cientos de católicos nicaragüenses dieron este sábado la bienvenida a una réplica de la imagen de la Virgen de Fátima, traída desde su Santuario en Portugal, y que llegó a Nicaragua como parte de una intensa jornada de oración por la paz y la unidad en este país centroamericano.

La venerada imagen fue recibida en la Catedral de Managua por los obispos que integran la Conferencia Episcopal de Nicaragua, así como cientos de feligreses en medio de cantos, alabanzas y oraciones, según constató Efe.

El cardenal nicaragüense y arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, ofició una misa para darle la bienvenida a la Virgen de Fátima, en un templo que lució abarrotado y rebasada su capacidad.

La réplica portuguesa de la Virgen de Fátima peregrinará por Nicaragua durante 18 meses para conmemorar el Año Jubilar Mariano, desde el próximo día 25 al 25 de julio de 2021, según la agenda.

Después de la eucaristía en la Catedral de Managua, la imagen fue trasladada a la diócesis de Jinotega, al norte de Nicaragua, donde se prevé sea recibida por miles de católicos.

Es la tercera vez que una imagen portuguesa de la Virgen de Fátima visita Nicaragua en 72 años, y la segunda en un viaje directo desde su lugar de origen en Portugal.

La primera vez que una réplica de la Virgen de Fátima llegó desde Portugal a Nicaragua fue en 1948, en una visita similar, en la que peregrinó por todo el país, y que se extendió hasta 1949.

Más recientemente, en 2017, la réplica de la Virgen permaneció en Nicaragua por varios días, como parte de una gira internacional por el centenario de sus apariciones en Fátima, un pueblo ubicado en la zona central de Portugal.

Al igual que en 1948 y 1949, la imagen visitará todas las diócesis de Nicaragua para celebrar el Año Jubilar Mariano, según la iglesia Católica.

En esta ocasión, durante 2020 la réplica de la Virgen de Fátima iniciará su recorrido en Managua, partirá hacia las diócesis del norte, regresará al Pacífico, irá a la zona central y retornará una vez más al Pacífico.

En 2021 la imagen estará presente en las regiones autónomas del Caribe, luego y permanecerá en Managua los últimos tres meses antes de retornar a Portugal, el 25 de julio del próximo año.

La réplica de la Virgen de Fátima llega a Nicaragua en medio de la crisis sociopolítica más sangrienta del país desde la década de 1980.

La comunidad católica representa un 58,5 % de los 6,3 millones de habitantes de Nicaragua.