EFEBogotá

Cientos de colombianos se sumaron este viernes a las manifestaciones convocadas en todo el mundo para exigir que los Gobiernos actúen con contundencia frente a la crisis climática que vive el planeta.

En una manifestación deslucida por la lluvia, los manifestantes recorrieron las calles más céntricas de la capital colombiana hasta desembocar en la Plaza de Bolívar, epicentro del poder político y judicial del país.

La bióloga Brigitte Baptiste, una de las mayores expertas colombianas en biodiversidad, aplaudió la convocatoria puesto que considera que es necesario "mandar una señal muy clara de que el futuro de nuestros hijos, de nuestras hijas, está realmente amenazado.

"Hemos consumido los recursos de ellos y hemos creado un efecto climático que puede ser desastroso en el tiempo por venir, así que un mínimo de cambio en la dirección del modelo de desarrollo es indispensable si queremos justicia", agregó Baptiste.

En su opinión, los gobiernos "hasta ahora no están conscientes de lo que está en juego" y criticó la posición del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que ha hecho solo hincapié en la defensa de su soberanía que deben hacer los países amazónicos.

En su opinión, no se puede permitir que "vengan ahora a decirnos qué es lo que tenemos que hacer", si bien aseveró que "la respuesta no es un tibio acuerdo para reforzar el tratado de cooperación y tomar unas medidas en las que todos nos hacemos pasito".

"Yo creo que es tiempo de hacer reformas importantes en términos ambientales y sobre todo en política fiscal", subrayó Baptiste.

La científica protestó junto a centenares de jóvenes en medio de comparsas y pancartas con mensajes que aseguran que el planeta vive una "emergencia climática".

Entre ellos, había también comunidades indígenas de varias regiones de Colombia y activistas de diferentes países que se reunieron bajo la lluvia para protestar al unísono: "Revelarnos o extinguirnos".

También exigieron al Gobierno que se cuiden los páramos y los recursos naturales que se ven amenazados "por los incendios forestales y la combustión de CO2", dijo a Efe el líder estudiantil y miembro de Fridays for Future, Juan Sebastian Castellano.

Algunos de los indígenas hicieron un ritual en círculo con incienso y cánticos ancestrales mientras alegaban que el planeta Tierra se muere y pedían un cambio general para solventar la crisis climática.

Tampoco faltaron menores de edad que reclamaban "un cambio inmediato" para heredar un mundo mejor.

Por su parte, la directora del comité impulsor de la Red Global de Jóvenes por la Biodiversidad (GYBN) en América Latina, Xiomara Acevedo Navarro, subrayó el carácter juvenil de la protesta.

"Se trata de la consolidación del movimiento climático internacional y es una convocatoría ciudadana pero también apoyan todos. Aquí por ejemplo en Nariño nos apoya la institucionalidad, los estudiantes y hasta la gente de la iglesia", afirmó.