EFEMéxico

Ciudad de México se inundó de besos entre personas del mismo sexo para protestar hoy contra la discriminación del colectivo lésbico, gay, bisexual y transexual (LGBT) en el Día Nacional de la Lucha Contra la Homofobia, celebrado en 70 países además de México.

El céntrico parque de la Alameda se convirtió en el escenario de la quinta edición del Besotón de la Diversidad, convocado por organizaciones de derechos LGBT y en el que participaron unos tres centenares de personas, la mayoría jóvenes y adolescentes.

A lo largo de la tarde se organizaron pruebas gratuitas de detección del VIH y una charla sobre las consecuencias que conlleva la discriminación por motivo de la orientación sexual y la identidad de género, entre otras actividades.

Sin embargo, la actividad estrella fue un multitudinario "besotón" mediante el cual los participantes, algunas parejas y otras personas que no se conocían entre ellas, quisieron hacer visibles sus reivindicaciones.

El "besotón", que tuvo un carácter festivo, estuvo animado desde un escenario por representantes de las organizaciones convocantes y referentes del colectivo que animaron la tarde con humorísticos diálogos.

Armando Ocampo, de 37 años, tenía muchos motivos para protestar durante esta jornada puesto que fue despedido del despacho de abogados en el que trabajó durante una década después de que sus superiores descubrieran que iba a casarse con su pareja, un hombre.

"Nos están matando, nos están agrediendo, nos despiden y las autoridades, que deberían ser enérgicas e implacables, no lo están siendo", deploró a Efe Ocampo, cuyo caso fue desestimado por el Consejo Nacional Para Prevenir y Eliminar la Discriminación.

"Ver hoy aquí a la juventud me hace sentir que vamos por buen camino", sentenció sonriente Ocampo, quien enarbolaba una bandera arco iris, símbolo del colectivo LGBT.

Todavía más contenta se veía a Valentina Thelema, mujer trans y activista LGBT, que mostraba orgullosa su documento de identidad en el que las autoridades de Ciudad de México plasmaron su condición de mujer.

"Hoy vemos a muchos jóvenes alegres besándose pero es un día de conmemoración; recordemos que es el día para recordar a todos los compañeros que se quedaron en el camino", dijo Thelema, quien se define como una "mujer barbona, insumisa e incómoda".

Recordó que en la capital mexicana y en los estados de Nayarit y de Michoacán (tres de las 32 entidades de la República) las personas trans pueden solicitar el cambio de género en la documentación oficial, trámite que Thelema llevó a cabo el año pasado sin ningún tipo de problema administrativo.

Sin embargo, sí que reconoció haber pasado algún tipo de "inconveniente", como en alguna ocasión en la que los policías le han prohibido subirse a los vagones del metro de la capital mexicana destinados a las mujeres.

Los organizadores del "besotón" explicaron que con esta acción se quiere conmemorar la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud, que tuvo lugar el 17 de mayo de 1990.

También recordaron que el 21 de marzo del 2014, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, decretó el 17 de mayo como el Día Nacional de la Lucha Contra la Homofobia.

A pesar de la mejora en derechos bajo el mandato de Peña Nieto, los crímenes de odio contra el colectivo LGBT no disminuyeron en México, registrándose 381 asesinatos en los últimos cinco años.

La ONG Letra S registró 84 homicidios en 2013, seguidos de 65 en 2014, 61 en 2015, 76 en 2016 y 95 en 2017, un incremento enmarcado dentro de la ola de violencia que vive México, que sumó 25.339 asesinatos el pasado año, la cifra más alta en dos décadas.