EFEIslas del Rosario (Colombia)

El Gobierno de Colombia entregó hoy materiales a nativos del Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo para delimitar y proteger ese ecosistema marino del caribe colombiano.

La donación la realizó la Agencia Nacional de Tierras (ANT) en alianza con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) tras una inversión de casi 3.000 millones de pesos (unos 1,04 millones de dólares).

Las autoridades entregaron 81 boyas que se ubicaron en puntos estratégicos a lo largo de la barrera coral más grande de Colombia y que servirán como guía para las embarcaciones que naveguen por esas aguas.

El director de la agencia, Miguel Samper Strouss, explicó que la señalización impedirá que los navegantes lancen sus anclas en cualquier parte y afecten ese "coral que es absolutamente precioso" y que, aseguró, es "un referente mundial".

La demarcación se realizó como parte de una orden impartida por el Consejo de Estado de Colombia, que solicitó en 2011 a las "instituciones con injerencia en la zona coordinar acciones en favor de la conservación de los archipiélagos", aseguró la ANT en un comunicado.

Además de las boyas, las autoridades entregaron 30 puntos ecológicos con los que pretenden controlar la disposición de residuos solidos en Islas del Rosario, ubicada a unos 20 minutos en bote de Cartagena.

Como parte de este plan, que adoptó el lema "Mi isla Mi casa", Samper dijo que la comunidad conformó una Guardia Cimarrona que tiene como misión informar a los más de 350.000 visitantes anuales de Islas del Rosario que deben "dejar la casa ordenada y limpia como la encontraron".

El Parque Nacional Natural Corales del Rosario y San Bernardo es un área exclusivamente marina que se extiende por aproximadas 120.000 hectáreas en las que se encuentra la plataforma coralina más extensa del caribe continental colombiano con cerca de 420 kilómetros cuadrados.

El parque está bajo la jurisdicción del distrito turístico y cultural de Cartagena de Indias y al ubicarse a tan solo 23 kilómetros al suroeste de la ciudad es uno de los principales atractivos turísticos.