EFEBuenos Aires

La organización Barrios de Pie pidió este jueves alimentos de calidad en los comedores sociales para combatir la desnutrición en los barrios pobres y "una respuesta clara" por parte del Ministerio de Desarrollo Social de la ciudad de Buenos Aires, después de meses de protestas.

"Lo que precisamos por parte del Ministerio son respuestas claras, porque con las respuestas evasivas no podemos seguir, los pibes no pueden seguir esperando con el hambre que hay hoy en los barrios populares de la ciudad", expresó a Efe Inti Rueda, referente de Barrios de Pie de Buenos Aires, durante la manifestación frente al Obelisco porteño.

La última marcha que realizó la organización fue el 24 de junio, con el objetivo de que el Gobierno de la ciudad dotara con comida de calidad a los diez comedores sociales que tienen en la capital del país "para poder ser algo más que merenderos" y atender a las "50 y 100" personas que alternan cada uno de ellos.

"En su mayoría son niños", indicó Rueda, pero también mujeres y hombres adultos y jubilados son asiduos a estos centros.

Un informe de la Universidad Católica Argentina (UCA) reveló que la pobreza estructural infantil en el país sudamericano alcanzó el 41,2 % en 2018.

El Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad de Buenos Aires les propuso tras esa última manifestación habilitar cinco de los merenderos y realizaron una inspección en dos de ellos, informó Rueda.

"Las devoluciones no han sido claras y del resto de los comedores a los cuales se habían comprometido visitar, estamos esperando todavía la visita", criticó el referente, que junto a los organizadores coincide en que la única manera de recibir "respuestas" es convocar otra manifestación.

Para que una pareja con dos hijos no caiga en la indigencia en Buenos Aires capital y en el área metropolitana, necesita ingresar 12.410 pesos al mes y para no superar la línea de la pobreza 31.148 pesos, lo que equivale a más de dos salarios mínimos -12.500 pesos desde marzo de 2019-, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Estos datos suponen un incrementó de un 2,7 % en la canasta básica de alimentos con respecto al mes pasado y de un 58,3 % en los últimos 12 meses.

El sueldo medio que suelen ingresar las familias de los barrios pobres son 15.000 pesos al mes, argumentó Inti, "lo cual roza la indigencia", consideró.

Algunas de las madres que participaron en la manifestación comentaron que esta cantidad se alcanza si trabajan ambos padres, pero es habitual que muchas familias vivan de una ayuda social de 7.500 pesos y más el dinero que obtienen de los trabajos informales que consiguen.

La organización publicará un estudio de la talla y el peso de 11.000 chicos de toda Argentina, 525 de ellos de Buenos Aires, el cual dará a conocer, según la coordinadora de Salud de Barrios de Pie de la ciudad, Selva Martínez, que un gran porcentaje de chicos sufren "sobrepeso y obesidad" por una mala alimentación basada en harinas, mientras que otros presentan "bajo peso".

La organización pretende convocar un marcha nacional el 31 de julio para demandar principalmente "que se aumente la cantidad y la calidad de los alimentos" en todos los comedores del país.