EFETegucigalpa

Más de 200 mujeres han muerto de forma violenta en Honduras en lo que va de 2021, dijo este lunes la titular del Comisionado de Derechos Humanos, Blanca Izaguirre, quien instó al Estado a frenar la violencia que las afecta a ellas.

“Es motivo de mucha preocupación el incremento de las muertes violentas hacia las mujeres, en lo que va del año 2021 el número de crímenes en su contra asciende a más de 200. Es decir, una muerte cada 23 horas", subrayó Izaguirre en un comunicado.

Afirmó que el asesinato de una mujer constituye "la máxima violación a los derechos humanos por tratarse de la eliminación de la vida, la cual es el principal bien jurídico”.

Izaguirre destacó que la violencia contra las mujeres "en cualquiera de sus formas y todos los ámbitos, se constituye en una flagrante violación a sus derechos humanos y libertades fundamentales".

Expresó, además, que al Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) le preocupa las recurrentes muertes violentas de mujeres en el país centroamericano, principalmente por "el ensañamiento, el tipo de violencia que se utiliza en cada caso y la impunidad de los mismos".

La defensora del pueblo hondureño instó al Estado de Honduras a fortalecer los mecanismos para enfrentar la situación de violencia contra las mujeres y "dar respuestas contundentes" a los casos que se mantienen impunes en el país, que aún tiene altas tasas de homicidios con un promedio actual de casi diez muertes diarias.

El Conadeh ha recibido este año 2.191 quejas de mujeres: un promedio de 63 denuncias diarias sobre presuntas violaciones a los derechos humanos.

Del total de quejas, 347 corresponden a la violación de los derechos civiles y políticos, 425 al derecho a la vida, y 373 a la integridad personal, según el organismo de derechos humanos.

El departamento de Francisco Morazán, en el centro, donde se localiza Tegucigalpa —la capital— es el que representa "el mayor riesgo" para la vida de las mujeres de Honduras, agregó.

Las mujeres representan el 52 % de los 9,5 millones de habitantes de Honduras y necesitan tener "acceso amplio a la participación en la vida política, social y económica de la nación, en igualdad de oportunidades, para disfrutar efectivamente de sus derechos humanos y libertades fundamentales", enfatizó.

Además, las mujeres deben vivir "sin discriminación, pobreza y violencia, en todas sus formas y manifestaciones", señaló el Comisionado de los Derechos Humanos.