EFECiudad de Guatemala

La segunda fase del plan nacional de vacunación contra la covid-19 en Guatemala, correspondiente a personas mayores de 70 años, avanza a paso lento por la desconfianza de la población a la vacuna y la falta de acceso al registro virtual del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

Con 1.035 centros de vacunación habilitados en los 22 departamentos del país centroamericano, la cartera sanitaria apenas ha administrado el esquema completo (dos dosis) de vacunación a 2.521 personas y la primera a 257.247 personas, desde que el pasado 25 de febrero comenzó a aplicar inmunizadores.

La mayoría de las personas que ya fueron vacunadas al menos una ocasión pertenecen a la primera línea de atención de la enfermedad, en un país habitado por más de 16,3 millones de personas.

La ministra de Salud, Amelia Flores, anunció este viernes el inicio del registro en el sistema de vacunación para personas mayores de 65 años debido a que, según reconoció, aún persiste "un déficit importante de personas mayores de 70 años que no han logrado inscribirse".

La funcionaria admitió, durante su comparecencia a los medios de comunicación, que a la población "le hace falta información" y subrayó que "los que leemos, vemos televisión y estamos en redes sociales nos hemos informado más que otras personas" que no lo hacen.

El plan original, sin embargo, establecía que la siguiente sección de la segunda fase de vacunación correspondía a mayores de 60 y no de 65 años, pero Flores precisó que solo abrieron a cinco años "porque tampoco hemos terminado con la población de 70 años o más".

Según el viceministro de Atención Primaria, Edwin Montúfar, las áreas de salud con menor índice de vacunación son las de Nebaj, Cotzal y Cunén, una región maya ixil ubicada en el departamento de Quiché, aproximadamente 200 kilómetros al norte de la Ciudad de Guatemala.

También ha quedado aislado en cuanto a vacunas el departamento norteño de Petén, pues "nos afecta la dispersión poblacional", indicó Montúfar.

GESTIÓN TARDÍA

Para la médica y ex secretaria general de Planificación de la Presidencia de Guatemala Karin Slowing, la razón del bajo volumen de vacunación tres meses después de haber comenzado se debe a que "el Gobierno gestionó tarde la vacuna", además de "dificultades logísticas claras para gestionar la vacuna", indicó a Efe.

"Es un poco desalentador hablar de esto (el proceso de inmunización), porque no nos queda más que aguantar y esperar. Tengo esperanza que los suministros de Sputnik se resuelvan, me cuesta creer que hayamos entregado 614 millones de quetzales (79,7 millones de dólares) sin ninguna condición ni respuesta de Rusia", agregó.

Slowing, que coordina la ONG Laboratorio de Datos que investiga la pandemia en el país, apuntó al Gobierno y al Ministerio de Salud por no acudir "a figuras con legitimidad real para que expliquen qué significan las vacunas, contar con mayor información, porque cuando informan como si estuviéramos comprando una pieza de ropa, me preocupa que se cree temor en la población".

Efe constató este viernes el proceso de vacunación desarrollado en el Poli Deportivo del Barrio Gerona, en la zona 1 de la capital guatemalteca, donde, según indicó la responsable Marisol Juárez, esperaban vacunar esta semana a un promedio de 600 personas mayores de 70 años, pero "solo hemos vacunado entre 200 y 300 personas por día".

La encargada reconoció a Efe que recibían a personas no inscritas en el sistema o que no habían tenido acceso a internet para ser vacunadas, "siempre con prioridad para quienes sí tuvieran su cita confirmada".

VACUNAS EN EL HORIZONTE

En total, Guatemala suma 608.200 dosis de vacunas recibidas para evitar la expansión de la covid-19, tanto por donaciones como por adquisición privada o mediante el mecanismo Covax, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El próximo lunes, el Ministerio de Salud iniciará a administrar las primeras 50.000 dosis de Sputnik V existentes y, aunque el presidente Alejandro Giammatte, anunció que ese día llegaría un nuevo bloque de vacunas de Rusia, la ministra lo desmintió al confirmar que no llegará debido a un cambio en la ruta aérea.

El coronavirus ha provocado la muerte de 7.845 personas en Guatemala, la cifra más alta de Centroamérica, seguido por Panamá y Honduras, países que suman aproximadamente 6.300 y 5.900 fallecimientos, respectivamente.

Sin embargo, según un estudio divulgado en marzo por la organización no gubernamental Laboratorio de Datos, entre marzo de 2020 y el mismo mes de 2021 murieron más de 15.000 personas por el virus, con base en información del estatal Registro Nacional de Personas (Renap).

En cuanto a casos positivos, en Guatemala 240.170 personas se han contagiado de la enfermedad, casi la mitad de ellas en la capital del país, principal foco nacional de la pandemia.

Emiliano Castro Sáenz