EFEWashington

EE.UU. ha autorizado el despliegue de 2.100 militares más en la frontera con México, lo que eleva a aproximadamente 6.600 el número de soldados presentes en la zona limítrofe como respuesta a la estrategia de la Casa Blanca para contener la inmigración ilegal, informó este miércoles el Pentágono a Efe.

Medios locales señalaron que el secretario de Defensa en funciones de EE.UU., Richard Spencer, autorizó hoy el despliegue adicional de 1.100 soldados en activo y 1.000 soldados de la Guardia Nacional de Texas al linde con México.

Estos militares se unirán a unos 2.500 en activo y 2.000 soldados de la Guardia Nacional que ya están allí, por lo que sumarán un total de 6.600 en la misión en la frontera.

Las nuevas tropas llegarán "en las próximas semanas" y brindarán "vigilancia aérea, apoyo operacional, logístico y administrativo" a la Patrulla Fronteriza de EE.UU.

El Pentágono argumentó que el aumento de los miembros en servicio activo ha sido requerido debido a un "déficit en el personal voluntario de la Guardia Nacional" que realiza las mismas misiones.

La inminente movilización de las tropas adicionales de la Guardia Nacional de Texas ya fue anunciada a finales del mes pasado por el gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, y el Departamento de Seguridad Nacional envió una solicitud formal para las tropas de la Guardia al Pentágono a principios de este mes.

El arribo de inmigrantes indocumentados, en su mayoría procedentes de Centroamérica, ha crecido en meses recientes y, según el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza unas 95.000 personas fueron detenidas o se entregaron a los agentes durante el mes de junio.

El envío de miembros de la Guardia Nacional a la frontera en los estados limítrofes con México se ha repetido en los últimos meses desde que Donald Trump declarase el año pasado una emergencia nacional fronteriza para justificar esa medida.