EFEMontevideo

En tiempos en que el mundo no despega sus ojos de la ciencia, un grupo de investigadores tiene su foco puesto en el estudio del ARN extracelular, campo en el que podría encontrarse una forma de diagnosticar distintas enfermedades de manera más temprana y con métodos menos agresivos.

Entre ellos está el biólogo molecular uruguayo Juan Pablo Tosar, quien fue cautivado por la temática vinculada al ARN, creó un club en su país y hasta 'ayudó' a la creación de su día mundial.

"Esto no es un trabajo de una sola persona, ni siquiera es trabajo de un grupo de investigación. En este proyecto de largo aliento, que tiene ya muchos años, trabajamos investigadores de distintos grupos", asegura durante una entrevista con Efe en el Instituto Pasteur de Montevideo.

En esta, el director de la Unidad de Bioquímica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República habla de asuntos como las biopsias líquidas o el ARN como vocablo que está en boca de muchísima gente.

ARN Y BIOPSIAS LÍQUIDAS

Durante la pandemia, el ARN se ha transformado en un término casi cotidiano, algo que Tosar considera "fabuloso", aunque igualmente alerta sobre los problemas de "la desinformación o el exceso de información de distinto grado de calidad".

"Hasta hace muy poco tiempo atrás, si estuviésemos conversando sobre el tipo de investigación científica que hacíamos, yo necesariamente tenía que arrancar con una introducción explicando qué es el ARN y generalmente tenía que hablar del ADN, que lo conocemos por la información genética", indica.

En este momento, el investigador, recientemente reconocido por la revista Nature, trabaja en el campo del ARN extracelular, en el que estudia el "mecanismo de diálogo molecular entre células que están cerca o distantes en el cuerpo".

"Nosotros, para coordinar acciones, tenemos que dialogar. Las células también tienen que coordinar acciones y creemos que ese diálogo, o parte de ese diálogo, ocurre en base a estas moléculas de ARN", añade.

Según esto, Tosar explica que, como hay ARN en la sangre y en la orina, más allá de la importancia de cuál es su función biológica, hay otra faceta.

"Como están ahí, podemos de una muestra de sangre o de orina secuenciar todos los ARN que están en ese tipo de muestras y determinar si ese perfil de ARN corresponde a una persona sana o una enferma", enfatiza.

Así, las personas podrían someterse a mediano plazo a análisis de rutina y que, en ellos, mediante una marca de un perfil de moléculas de ARN, se obtengan señales de alerta que indiquen si una persona debe ser estudiada en profundidad porque hay ARN que se asocia con alguna enfermedad.

"Eso podría permitir hacer un diagnóstico más temprano de ciertos tipos de cáncer y tumores que, en general, se detectan muy tardíamente y hay una gran necesidad de poder contar con un análisis no invasivo o poco invasivo que te permita detectar ese tipo de enfermedades en una etapa temprana. Eso es lo que se llama una biopsia líquida", explica Tosar.

Además, agrega: "La biopsia líquida es un análisis de una muestra que se saca sin tener que ir al quirófano, ya que es una estrategia que no se hace en personas con síntomas, sino en personas sanas con el objetivo de prevenir o detectar de forma temprana una enfermedad. Entonces, es como una revolución a nivel del diagnóstico".

El científico afirma que lo más "frustrante" es que generalmente pasan años para que la investigación de laboratorio pase a ser "una realidad", pero que "el lado luminoso" es que nadie trabaja solo, sino que distintos grupos en todo el mundo van construyendo "una gran pared" con sus ladrillos particulares.

1 DE AGOSTO

Con la misma pasión que Tosar habla sobre su investigación, también lo hace cuando relata la "anécdota simpática" por la que el 1 de agosto se convirtió en el Día Mundial del ARN.

La RNA Society planteó públicamente en 2018 si debía existir un día mundial del ARN. Entonces, Tosar respondió en Twitter que podía ser el 1 de agosto (AUG 1 -en inglés-), sigla que hace referencia al codón de inicio de la cadena de ARN: adenina, uracilo, guanina.

Un 89 % de los votos fue favorable a su respuesta, por lo que esa fecha se convirtió en la elegida.

"Me gusta decir que esa ha sido mi gran contribución a la temática del ARN", bromea Tosar.