EFEOviedo (España)

El arqueólogo y antropólogo mexicano Eduardo Matos Moctezuma, el gran investigador del mundo azteca y referente en la divulgación de la cultura prehispánica, fue distinguido este miércoles con el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales por su extraordinario rigor intelectual y por un trabajo desarrollado bajo el prisma de la "objetividad y libre de cualquier mito".

Matos Moctezuma (Ciudad de México, 1940), fundador del proyecto del Templo Mayor en la ciudad de Tenochtitlan, sobre la que se asienta la actual capital mexicana, fue reconocido por liderar trabajos para "reconstruir las civilizaciones de México y Mesoamérica", que sirven de "inspiración para las próximas generaciones de científicos sociales y de ciudadanos".

El jurado, que este año estudió veinticinco candidaturas de dieciséis nacionalidades, destacó que sus obras constituyen, por "la intensidad y la continuidad" de la investigación de campo, "páginas ejemplares del desarrollo científico de la arqueología y del diálogo fecundo con el pasado, entre culturas distintas y entre las ciencias sociales y humanas".

Entre los proyectos más relevantes que desarrolló se encuentran la investigación integral de la Tula prehispánica, colonial y moderna, que dirigió en la década de los setenta.

Asimismo, Teotihuacán, donde excavó la Pirámide del Sol y fundó el Museo de la Cultura Teotihuacana y el Centro de Estudios Teotihuacanos, y la ciudad de Tenochtitlan, su recinto sagrado y el Templo Mayor, cuyo descubrimiento y proyecto coordinó desde sus inicios en 1978.

Tras conocer la concesión del premio, que le llena de "orgullo", Matos Moctezuma ensalzó "los lazos indisolubles" de México y España, "países hermanos" que "deberán estrechar aún más sus relaciones", y recordó a los maestros que le formaron en el campo de la antropología y, especialmente, en el de la arqueología.

"Penetrar en el pasado para traerlo al presente ha sido la labor que de manera constante he desempeñado a lo largo de mi vida y el día de hoy veo con enorme satisfacción los frutos de esa tarea, que me permitió conocer nuestra propia historia y cómo esta se unía con la historia de otros países como España", manifestó este arqueólogo que también trabajó en otros yacimientos, como los de Comalcalco, Tepeapulco, Bonampak, Cholula y Tlatelolco.

Erudito y promotor del mundo prehispánico mexicano, se graduó en Arqueología en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) y obtuvo el título de maestro en Ciencias Antropológicas con especialidad en Arqueología en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde también se doctoró.

Fue catedrático de la ENAH durante más de treinta años, donde impartió Arqueología General, Desarrollo de las Sociedades, Mesoamérica e Historia de la Arqueología, además de dirigir el seminario regional mexica y el laboratorio de materiales e historia de México.

Matos Moctezuma, que da nombre a una cátedra de la Universidad de Harvard desde 2017, fue director del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, del Museo Nacional de Antropología y del Museo del Templo Mayor, y ha impartido cursos y seminarios en instituciones de diversos países.

Doctor honoris causa por la Universidad de Colorado y la UNAM, es autor de más de quinientas publicaciones, entre artículos, reseñas, catálogos, guías y semblanzas, y publicó varios libros, entre los que destacan "Muerte a filo de obsidiana" (1975, con doce ediciones), "Vida y muerte en el Templo Mayor" (1986), "Los aztecas" (1989), "La metrópoli de los dioses" (1990) y "Teotihuacán" (1994).

También firma "Las piedras negadas" (1998), "La muerte entre los mexicas" (2010), "Grandes hallazgos de la arqueología. De la muerte a la inmortalidad" (2013) y "Tlatelolco. La última ciudad, la primera resistencia" (2021).

Matos Moctezuma, quien desarrolló varios programas para acercar los contenidos a los menores y a personas con discapacidad y dirigió varias exposiciones, es Caballero de la Orden Nacional al Mérito, de la Orden de las Palmas Académicas y Oficial de la Orden de las Artes y las Letras de Francia.

Recibió la Medalla Henry B. Nicholson de la Universidad de Harvard (EE.UU., 2002), el Premio Nacional de Ciencias y Artes de México (2007), la Orden Andrés Bello de Venezuela y la Medalla Museo de Antropología de Xalapa de la Universidad Veracruzana (México, 2021), entre otros reconocimientos.

Además, forma parte de la Society of Antiquaries of London, de las sociedades Mexicana de Geografía y Estadística, de Antropólogos del Caribe y de Escritores de México.

El arqueólogo sucede como premiado al economista indio Amartya Sen, que fue distinguido el año pasado por sus trabajos sobre la teoría de la elección social, el desarrollo humano y el bienestar económico.