EFERoma

El barco de la ONG Sea-Watch que está en el Mediterráneo Central con 32 inmigrantes rescatados denunció hoy que tras seis días de espera, cinco países (Italia, Malta, España, Países Bajos, Alemania) han negado su ayuda para encontrar un puerto para desembarcar.

"Cinco países del llamado occidente cristiano han negado al barco de rescate Sea-Watch 3, a su tripulación de 22 personas y a sus 32 huéspedes rescatados su ayuda para la búsqueda de un puerto seguro durante las vacaciones de Navidad", se lee en un comunicado de la ONG alemana.

"El barco permanece varado en el mar, en otro limbo político, que demuestra la flagrante resistencia de la UE a hacer incluso la más pequeña concesión humanitaria su política letal contra la migración", denuncian.

En el barco desde hace seis días se encuentra 32 personas, entre ellas cuatro mujeres, tres menores no acompañados, dos niños pequeños y un bebé.

"Estamos bien equipados, pero el invierno en el Mediterráneo está afectando a las personas ya debilitadas. Europa debe asumir la responsabilidad ahora, y Alemania debe dar un buen ejemplo", dijo el jefe de la misión, Phillip Hahn.

"Es de vergüenza e inhumano que Alemania y Europa no solo rechacen su responsabilidad, sino que también rechacen la oferta de ciudades de solidaridad para aceptar a los rescatados", agregó.

La ONG ha pedido al Gobierno alemán que encuentre una solución y aseguró que 30 ciudades alemanas están dispuestas a alojar a los inmigrantes, que proceden en su mayoría de Costa de Marfil, Nigeria y Libia.