EFEWashington

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) abogó este jueves por una mayor cooperación internacional y del sector privado para luchar contra la trata de personas a nivel global y en Latinoamérica, que afecta principalmente a mujeres y niñas.

"Luchar contra este crimen infame es imperativo y nosotros estamos sumamente comprometidos con esta labor. Es importante fortalecer las capacidades de las instituciones y sumar a la sociedad civil y al sector privado", dijo el presidente del BID, Mauricio Claver-Carone, al inicio del "Primer diálogo técnico sobre la trata de personas en América Latina y el Caribe".

En su participación, Claver-Carone subrayó que la trata de personas afecta a millones de personas en el mundo de diferentes maneras: explotación sexual, trabajos forzosos, pornografía y mendicidad infantil, servidumbre doméstica, matrimonio forzado y extracción de órganos.

Más del 70 % de las víctimas de estos delitos son mujeres y niñas en todo el mundo, mientras que en Latinoamérica ese porcentaje sube al 80 %, según datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD).

MÁS COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Ante esta situación, el jefe de la sección de Trata de Personas y Tráfico Ilícito de Migrantes de la ONUDD, Ilias Chatzis, consideró que es "clave" una mayor cooperación internacional para atajar esta problemática en Latinoamérica y el Caribe.

"La región ha logrado hitos importantes durante los últimos 20 años, pero aún quedan algunos desafíos por abordar y la cooperación internacional es una herramienta clave para conseguirlos", señaló Chatzis, que criticó que en algunos países las sentencias contra estos crímenes sean menores de lo que deberían ser.

"Latinoamérica debe estrechar aún más los vínculos para una mayor cooperación regional e internacional", insistió.

De acuerdo al informe global sobre trata de personas de esa institución, durante los últimos años el número de víctimas reportadas y de tratantes condenados ha aumentado, especialmente en la región latinoamericana.

A este respecto, el secretario técnico de la Comisión intersecretarial para prevenir, sancionar y erradicar los delitos de trata de personas en México, Félix Santana Ángeles, explicó que el grupo de trabajo que lidera se encarga de reunir a la sociedad civil con académicos y expertos en su país para "dar una mayor atención integral a la generación de políticas públicas".

Por su parte, la secretaria ejecutiva de la Comisión Interinstitucional contra la Explotación Sexual, Comercial y Trata de Personas en Honduras, Rosa Corea, también destacó la labor de este grupo en los últimos años, aunque reconoció que "todavía queda mucho trabajo por hacer por delante".

EL GRANITO DE ARENA DEL SECTOR PRIVADO

Más allá de incidir en la necesidad de una mayor implicación internacional, el BID también destacó la importancia de que el sector privado juegue un papel principal para reducir la trata de personas en la región.

Uno de los ponentes en el segundo panel del día fue el ministro de Trabajo de Guatemala, Rafael Eugenio Rodríguez, que ilustró el trabajo conjunto del Gobierno de su país con las empresas con ejemplos.

Entre otros, Rodríguez argumentó que la cartera que él dirige ha lanzado una iniciativa para erradicar el trabajo forzoso infantil en entornos rurales, que ha aumentando las sanciones y ha fortalecido el control de esas prácticas, además de poner a disposición de los padres y empleadores un servicio de guardería para los menores de edad.

El sector privado también tuvo dos representantes en la jornada organizada por el BID: Ana Lorena Virgil, enlace policial para América Latina de Uber, y Hannah Darnton, directora asociada de la organización Tech Against Trafficking.

Como muestra del trabajo de Uber contra la trata de personas, Virgil contó que la compañía ha impulsado sesiones informativas y de entrenamiento entre sus conductores sobre qué es este crimen, consejos para identificar situaciones en las que posiblemente esté ocurriendo y cómo denunciar anónimamente estos casos.

Las jornadas virtuales del "Primer diálogo técnico sobre la trata de personas en América Latina y el Caribe" continuarán hasta el próximo 5 de diciembre.