EFESan Salvador

Los efectos provocados por el cambio climático en Centroamérica, golpeada fuertemente por la sequía, impactan "dramáticamente" en la alimentación y nutrición de la región, dijo este miércoles a Efe Patricia Palma, directora de Programas Regionales de Seguridad Alimentaria y Nutricional de la SG-SICA.

Palma, junto a otros expertos, abordaron el tema "Centroamérica sin hambre y sin malnutrición" en el marco del Foro Regional SICA 2019, que se lleva a cabo en un hotel de San Salvador y se denomina "Por el Desarrollo de Centroamérica: construyendo una región de oportunidades".

En declaraciones a Efe, la experta del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) señaló que "los efectos (del cambio climático) tiene un impacto dramático en el tema de alimentación nutrición y la seguridad alimentaria nutricional de la región".

Palma señaló que la situación es "tan dramática que puede ser responsable de muertes en la región por la escasez y por otra serie de factores".

"Los efectos impactan fuertemente en la nutrición y por tanto se agudiza más el problema del hombre en la región", subrayó.

La gran mayoría de los cerca de 50 millones de habitantes de América Central son pobres. Una parte de ellos vive en áreas rurales y solo comen lo que producen, generalmente maíz y frijol, lo que se conoce como agricultura de subsistencia.

Esta se ha llevado históricamente a cabo con malas prácticas, que incluyen la desforestación, cuyas consecuencias se han agravado con la crisis climática.

De allí el impacto tan fuerte que tienen la extrema sequía y las lluvias torrenciales derivadas de la crisis climática que han afectado a toda la región y en especial al Corredor Seco, una extensión en el litoral Pacífico donde viven unos 10 millones de personas a lo largo de regiones de El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), 350 municipios de los países de Centroamérica viven con condiciones de hombre y miseria.

VOLUNTAD POLÍTICA Y COMPROMISO DE TODOS

La experta en temas de nutrición y alimentación indicó que es fundamental la voluntad política y un compromiso de todos para "entender que debemos de desarrollar sistemas alimentarios sostenibles, que nutran a las personas y procurar que los alimentos sean producidos de forma adecuada, con un proceso que no contamine más el (medio) ambiente".

Por su parte, Julio Berdegué, de la FAO, indicó que sí es necesario un compromiso políticos de los gobiernos, pero "también de cada uno de nosotros, el compromiso político no es problema del presidente, del vicepresidente o de los diputados, es compromiso de todos".

"Si la sociedad se moviliza podemos lograr cosas de gran beneficio para la región, que contribuyan a acabar con el hambre y la miseria", apuntó Berdegué, quien también participó en el diálogo "Centroamérica sin hambre y sin malnutrición".

APOYO DE LA UNIÓN EUROPEA A LA REGIÓN

El embajador de la Unión Europea (UE) en El Salvador, Andreu Bassols, reiteró este miércoles, durante su participación en el diálogo "Cambio Climático: construyendo una Centroamérica ambientalmente sostenible y resiliente", el apoyo dicha comunidad política a la región para combatir los efectos del cambio climático.

"La Unión Europea es principalmente el donante internacional, también en América Central para luchar contra el cambio climático (...) queremos implicarnos todavía más en esta región tan sensible y vulnerable", apuntó el diplomático español.